Bajo el manto de la Virgen de la Patagonia, tuvo lugar en Puerto Natales un Campamento Eucarístico que reunió a 33 almas : 15 jóvenes, 11 adultos y 7 niños, que respondieron al llamado de «UN SOLO CUERPO».

Fueron 3 días de encuentro profundo. Encuentro de cada uno de nosotros con la presencia real de Cristo en el Santísimo Sacramento expuesto. Encuentro entre hermanos creyentes de distintas comunidades y carismas de Punta Arenas. Encuentro de fe entre jóvenes y adultos de una misma Iglesia.

Fueron momentos de mucha entrega. Los adultos se dedicaron a la adoración por los jóvenes, de noche y de día; a la transmisión generosa de su fe mediante unas catequesis. Los jóvenes nos alegraron con sus juegos y miradas, se abrieron a un compartir sincero con los adultos, y dieron mucho de sí mismos frente a las condiciones climáticas adversas. Todos hicimos ofrenda de nuestros pies mojados, del frío… y de alguna manera, para cada uno, fue un momento de don total. En la noche del Sábado al Domingo, fuimos testigos de la Gloria de Dios. Algunos adultos en la gruta adoraban a Jesús, mientras los jóvenes alrededor del fogón invocaban al Espíritu Santo. Sin concertarse, todos empezaron a pedir al mismo tiempo y con las mismas palabras la venida de Dios. De repente, empezó a soplar un fuerte viento de tormenta, mezclado con lluvia. Las brazas volaban por todas partes, las gotas las apagaban, y los jóvenes con temor corrieron a refugiarse por grupos en carpas. Unos momentos después, todo paró, se hizo una calma profunda, las nubes se abrieron, y apareció un espléndido cielo estrellado. Fue alrededor de la medianoche… inicio de la fiesta de la Candelaria. Durante varias horas, las carpas alumbradas por la velada de adoración brillaron en medio del campo mojado al pie del tabernáculo, en una paz profunda.

El Domingo por la mañana, vivimos un momento privilegiado de común-unión. En ausencia de sacerdote por enfermedad, nos reunimos humildemente entorno a Jesús Sumo Sacerdote, realmente presente en el altar gracias a la misa celebrada por el P. Juan Solís el viernes. Por gracia de los ministerios de la palabra y de la comunión otorgados por la Iglesia, tuvimos la dicha de compartir la Palabra hecha Carne. Comulgamos juntos formando un gran círculo ; y en esta hostia sencilla sentimos que en verdad, éramos un sólo cuerpo… el Cuerpo de Cristo (Sigolene Moulin).

También le puede interesar:

CAMBIO EN EL EQUIPO DE PASTORAL JUVENIL DIOCESANA

CAMBIO EN EL EQUIPO DE PASTORAL JUVENIL DIOCESANA

Durante los últimos 11 años de trabajo en la Pastoral Juvenil Diocesana, acompañó como asesora laica nuestra hermana Tatiana Leuquén Álvarez, quien aportó con su compromiso desinteresado por el bien de niños y jóvenes de los diferentes grupos, experiencias y...

leer más
CELEBRACIÓN DEL TRIDUO PASCUAL

CELEBRACIÓN DEL TRIDUO PASCUAL

JUEVES SANTO: Institución de la Eucaristía y signo del lavatorio de los pies En la Catedral, el Padre Obispo invitó a realizar un gesto, muy sentido por todos los que allí perticiparon: “El lavatorio de los pies que Jesús realizó manifiesta el servicio humilde y el...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales