En la Campaña Abrigando La Esperanza, realizada el sábado 20 de junio, se reunió una importante cantidad de ropa de abrigo, recibiendo ropa de cama, frazadas y cobertores, parkas, guantes, gorros y calcetines. El miércoles 24 se hizo entrega de 240 frazadas y 150 cobertores, los que se distribuyeron en las parroquias y comunidades, en donde el voluntariado de la pastoral social conoce a cabalidad la necesidad que existe en cada sector de nuestra ciudad. También se entregó al Ejército de Salvación, grupo de Taxis Milodón que ayudan a familias del sector sur de la ciudad, al Centro de Referencia de calle Balmaceda y hospedaje, ambos pertenecientes a FIDE XXII.

Se invita a los que aún no han podido aportar en la Campaña NADIE SE SALVA SOLO, porque continúa la campaña de recolección de alimentos no perecibles para ir en ayuda de todos aquellos hermanos más vulnerables y que se han visto afectados por las consecuencias de la pandemia. Mostremos nuestra solidaridad para con quienes lo están pasando mal. NADIE SE SALVA SOLO, todos aportamos (Ana Isabel Iturra Cuevas – Encargada Diocesana de la campaña).

También le puede interesar:

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

Durante la noche del sábado 22 de mayo, nos hemos reunidos como pastoral en vigilia, para esperar con gran alegría el día de Pentecostés. Todo esto, se dio en un ambiente grato y fraterno. Donde pudimos compartir nuestra experiencia entre los jóvenes. Y, además,...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales