¡GRACIAS A LA VIDA!

En la eucaristía del domingo pasado en la CEB Dios Padre, se celebraron los 90 años de la Hermana Angelita. En ella, el padre obispo invitó la festejada a entregar un mensaje a la Comunidad: “Estoy muy agradecida por el don de la vida que Dios me ha dado y por haber deseado entregarla al Señor desde pequeña, de lo cual me siento feliz y realizada. Agradezco a todas las personas que me acompañan en este día a dar gracias al Senor”. Al finalizar la Eucaristía la Hermana Angelita nos dio la bendición a cada uno de los asistentes. Posteriormente hubo un compartir en el salón de la comunidad.

El padre obispo, en su mensaje manifestó:

El pasado 21 de Noviembre de 2012, en la fiesta de la presentación de la Virgen María, celebramos los 60 años de vida consagrada de la Hna. María Angélica Rodríguez, conocida como la Hna. Angelita. Hoy celebramos su cumpleaños de 90 años de vida y 67 de vida religiosa. Damos gracias a Dios por la vida y el testimonio de esta sencilla mujer, que con su vida nos ha acercado más a Dios y a los hermanos.

En esa ocasión, el periodista Francisco Eterovic, le hizo una entrevista para el Amigo de la Familia: “Ante la pregunta si se siente bien en su vocación religiosa, ella sin titubear responde: “Completamente realizada. Ud. parece ser incrédulo. ¡Créamelo y no dude! Feliz, créamelo, y si volviera a mi primera infancia de nuevo sería monja contemplativa”.

La Hna Angélica, ha escogido ser religiosa contemplativa, es decir, ha decido por amor a Jesucristo, entregarle toda su existencia y consagrarse exclusivamente a El, por ello se transforma para nosotros en un TESTIGO del INVISIBLE.  En esa Eucaristía yo señalaba: “Ella, que durante toda su vida y en cada instante, trata de atrapar el rostro de Dios, para decirnos de forma sencilla que ese rostro tiene la imagen de un “Padre que ama con corazón de Madre” y que ha sido tal su amor que nos regaló a su Hijo Jesucristo que ha dado su vida para que todos tengamos felicidad y vida eterna. La vida religiosa contemplativa es una respuesta radical a la llamada que hace Dios. Dejan todo lo que poseen y se consagran día y noche tras las rejas en el único ejercicio que alabó Jesucristo: “Ella ha elegido la mejor parte, se ha sentado a los pies del Maestro a escucharlo”.

En un tiempo y en una cultura donde todo es pasajero, todo es un instante, la vida contemplativa viene a mostrar que para alcanzar a Dios, que es lo esencial de nuestra existencia, necesitamos tiempo, constancia, disciplina, mortificación, renuncia a uno mismo, para poco a poco ir alcanzando a Dios con un amor exclusivo y apasionado.

La Hna. Angélica, es hoy, para nosotros ese signo visible y concreto, que es posible alcanzar la felicidad cuando se vive la vocación que Dios nos ha dado a cada uno”.

El año 1212, la noche del domingo de Ramos, Clara escapa de su casa y se dirige rápidamente a la iglesita de Santa María de los Ángeles. Aceptada por Francisco, se consagra a Dios en una vida de pobreza y humildad. Después de un breve período, se enclaustra en San Damián y allí permanece hasta su muerte; 42 años de vida escondida en Cristo, de contemplación y entrega total.

Este acontecimiento, que hizo cambiar la historia de la Iglesia, y del cual la Hna. Angélica es su continuadora, nos puede ayudar a profundizar el significado profundo de aquello que estamos celebrando, en este cumpleaños de la Hna. Angélica.

Por ello, hoy más que nunca, necesitamos, de personas como la Hna. Angélica, que nos recuerden con su vida y testimonio, que al Señor se debe amar por sobre todas las cosas y que nuestra única riqueza es la que nace del Evangelio para ser disponibles para el bien de la Iglesia y de la humanidad.

Francisco y Santa Clara, sufrieron las flaquezas y los escándalos de la Iglesia medieval, sin embargo, ambos quisieron vivir su vida consagrada al interior de esa misma Iglesia y permanecieron en plena comunión con ella. Estaban convencidos, que un amor profundo a Dios y el seguimiento de su Hijo, no podía encontrarse fuera de la voluntad de Cristo, quien confió su Iglesia a Pedro y a sus sucesores. Esta iglesia, estructurada en sus distintos ministerios, era para San Francisco y Santa Clara, el lugar privilegiado donde resuena la auténtica Palabra de Dios, y donde Jesús se manifiesta en sus Sacramentos.

El amor a la Iglesia, debe seguir siendo para nosotros los cristianos, un signo de catolicidad y de amor a Dios y a Jesucristo. La Hna. Angélica, como una hija sabía y prudente de Santa Clara, sostiene: “La Iglesia la forman seres humanos. Hay que rezar mucho para no ser imprudentes y para ser fieles al Señor”.

 

LA COMUNIDAD DE LAS HERMANAS CLARISAS AGRADECE:

Agradecemos de corazón a todos quienes hicieron posible la celebración del cumpleaños de nuestra hna. Angelita. Gracias al padre Obispo, a fray Raúl Allimant, a la Sra. Angélica Meza y a la Comunidad Dios Padre.  A todos  nuestros bienhechores y amistades que cooperaron a que todo saliera bien. Dios, los bendiga a todos. Oramos con cariño y gratitud.

 

También le puede interesar:

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

Sábado 15 de Agosto de 2020 Queridas hermanas Religiosas: Cada año, nos encontramos este día dedicado a la Asunción de María, para celebrar su consagración religiosa al Señor y a la Iglesia. Este año no será posible, como tantas otras festividades, a causa de la...

leer más
NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

Falleció en Las Palmas (España) el día 14 de julio de 2020 a los 83 años de edad y 61 años en las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Recordada en Magallanes como una trabajadora incansable, entregada en el servicio en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima en...

leer más
PBRO. JUAN AGUSTÍN BRAVO LIRA sj ¡VIVE EN CRISTO!

PBRO. JUAN AGUSTÍN BRAVO LIRA sj ¡VIVE EN CRISTO!

Queridos hermanos en la fe, la familia de Encuentro Matrimonial comunica la Pascua a la casa del Padre Dios de nuestro querido amigo sacerdote Juan Agustín Bravo Lira sj. Ponemos en las manos dell Señor de la vida silenciosamente a este ser entrañable que partió (Ana...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales