El 21 de diciembre se celebró la eucaristía centenaria de la Parroquia San Miguel Arcángel, erigida canónicamente por Mons. Abraham Aguilera. El P. Obispo presidió la eucaristía en la que participó, entre otros sacerdotes, todo el consejo provincial de los Padres Vicentinos, encabezados por su superior el P. Fernando Macías. En parte de su homilía el pastor diocesano señaló que la Parroquia San Miguel ha dado vida y nombre a todo su alrededor y hoy, hablar de San Miguel, es hablar de un barrio, de tradiciones y cultura propia y un caminar de vecindario que se siente orgulloso de su nombre y de su Parroquia. “Celebramos cien años, para ello se han realizado una serie de encuentros, fiestas, recuerdos, exposiciones y ciertamente la nostalgia de lo vivido ha sido parte de estas celebraciones. Pero nuestra tarea, nuestra mirada de fe, es para proyectarnos en el tiempo y mirar hacia los próximos cien años de vida de nuestra Parroquia y de nuestro barrio… Hoy, en esta celebración, nos podríamos preguntar: ¿Cuáles son los desafíos que nos corresponde asumir en este centenario Parroquial?”. Desde allí y, a partir de las Orientaciones Pastorales, el Obispo invitó a la comunidad a hacer un esfuerzo por “seguir escuchando, que no seamos cerrados sobre nosotros mismos, que participemos de las organizaciones políticas, sociales de barrio”. Llamados a anunciar la Buena Noticia de Jesús: “debemos seguir en nuestro empeño por la misión territorial, debemos salir de nuestros espacios para ir donde se encuentran las personas. De manera especial, debemos estar más presente en los lugares donde hay mayor sufrimiento en nuestra comunidad parroquial… pienso en los adultos amores abandonados, solos, tristes, enfermos, que nadie visita y que son parte de nuestra comunidad parroquial. Cuidar aquellos adultos mayores que han sido parte activa de nuestra comunidad y hoy no pueden acompañarnos, a ellos visitarlos, llevarles al Señor Eucaristía, detenernos a jugar y entretenernos con ellos. Eso para este barrio es urgente y apremiantes: nuestros adultos mayores “no pueden esperar”. Les recuerdo, nuestro desafío de misión territorial, volvamos a interesarnos por el vecino, por aquel que ha dejado de venir a nuestra comunidad, salgamos para encontrar al hermano que espera nuestra palabra de esperanza”. En tercer lugar llamó a servir “no sólo de en la recolección de alimentos para ayudar al que lo necesita. También es de seguir creciendo en dar una mayor transparencia a todo nuestro quehacer pastoral, para ello comunicar mucho más lo que realizamos. Nos falta comunicar todo el bien que realizamos, para que los otros vean y así puedan entusiasmarse en acompañarnos a llevar la esperanza a tantos que nos esperan en sus hogares, lugares de trabajo o de esparcimiento” y finalmente, celebrar sobre todo el Domingo, día del Señor.

Finalmente agradeció el cuidado pastoral de la parroquia a la familia Vicentina, a los Padres de la Misión, que han traído el carisma de San Vicente de Paúl y que ha enriquecido a toda la Diócesis.

Terminada la celebración, se realizó una cena de gala en el gimnasio de la Parroquia (Iris Vera Berdún).

También le puede interesar:

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

Sábado 15 de Agosto de 2020 Queridas hermanas Religiosas: Cada año, nos encontramos este día dedicado a la Asunción de María, para celebrar su consagración religiosa al Señor y a la Iglesia. Este año no será posible, como tantas otras festividades, a causa de la...

leer más
NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

Falleció en Las Palmas (España) el día 14 de julio de 2020 a los 83 años de edad y 61 años en las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Recordada en Magallanes como una trabajadora incansable, entregada en el servicio en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima en...

leer más
Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales