Caso “La Cofradía”
Fernando Ávila Figueroa / El Rancagüino

El caso que se conoció como “La Cofradía”, donde se involucraba a sacerdotes de la Iglesia Católica en una serie de hechos reñidos a la moral eclesiástica y posibles delitos. El Juez de Garantía de la comuna Pichilemu, Sebastián Bravo, informó el 22 de junio pasado que los sacerdotes Pablo Donoso y Héctor Fuentes, durante el tiempo de investigación no se logró reunir los antecedentes necesarios para seguir con esta causa, por lo que se determinó no perseverar por parte del Ministerio Público, a lo cual no se opuso la defensa.

Por otro lado, se decretó el sobreseimiento de otros dos sacerdotes, ellos son Freddy Gorigoitia y Óscar Zúñiga,  ya que para el tribunal los hechos por los cuales se les acusaba no eran constitutivos de delitos. Si bien no fue un acuerdo de las partes, no hubo oposición por parte del Ministerio Público.

En el caso de los sacerdotes Cristian Catalán y Luis Rubio, también se había solicitado el sobreseimiento definitivo, pero la situación fue diferente, ya que el 17 de junio de este mes, se hizo llegar al Ministerio Público, un nuevo antecedente relacionado en declaraciones que según lo que señala la Fiscalía, podrían vincular a estos sacerdotes con hechos constitutivos de delitos, situación que ameritaba seguir con la investigación de  la causa.

12 CURAS INOCENTES

Tras estallar el bullado caso de “La Cofradía” donde 14 sacerdotes fueron acusados de diversos delitos, ya son 12 los que han sido encontrados inocentes por la justicia civil, ya sea porque la Fiscalía desistió de continuar con la investigación o  el tribunal decretó su sobreseimiento definitivo.

El jueves 27 de septiembre del año pasado, el Tribunal de Garantía de Pichilemu determinó sobreseer a tres sacerdotes que fueron declarados inocentes de la investigación pues se determinó que su actuar no era constitutivo de delito, así Gino Bonomo de la comuna de Pumanque, Fernando Armijo de San Vicente y Aquiles Correa de La Compañía en Graneros fueron sobreseídos totalmente en la causa.

En el caso del sacerdote, Fernando Armijo, quien era sindicado como el líder de “La Cofradía”, se descartó alguna conducta especifica que afectara la integridad de un menor. Así, la propia Fiscalía Regional reconocía que la cofradía jamás existió. Con el sobreseimiento del sacerdote Armijo quedó demostrado que la acusación carecía de fundamento, pues no existía la organización llamada La Cofradía, desestimándose la figura de asociación ilícita criminal.

Respecto a los sacerdotes Correa y Bonomo se pudo acotar que nunca estuvieron involucrados con menores de edad.

Dos meses más tarde, la mañana del domingo 25 de noviembre de 2018, el Obispado de Rancagua informaba del fallecimiento del sacerdote Fernando Armijo de San Vicente, quien había perdido la vida luego de haber sufrido un accidente en su domicilio el día sábado 24. El sacerdote habría sufrido una caída golpeándose su cabeza, lo que le provocó una descompensación que finalmente le provocó la muerte. A pesar de dolor y de la pérdida de un sacerdote que era inocente, para la conciencia colectiva eso no quedó muy claro, ya que no lo volvieron a ver en su parroquia haciendo misas, pues a pesar que la  Justicia Civil había dicho que era inocente, no se le reincorporaron sus derechos sacerdotales y la muerte llegó primero.

Finalizando el año 2018 , el jueves 31 de enero, en el Juzgado de Garantía de Pichilemu se realizó otra  audiencia de sobreseimiento del P. Héctor Pulgar de la parroquia Santo Cura de Ars de Rancagua, al que se le investigaba por una supuesta relación con un ahijado. La fiscalía investigó un posible abuso sexual lo que tras peritajes del OS-9, y entrevistas con la supuesta víctima quedo totalmente desacreditado. El caso del sacerdote Ernesto Castro de la parroquia San Nicodemo de Coinco, se investigó posibles fraudes de cuentas de la Iglesia, las que se periciaron sin arrojar irregularidades. El caso del P. Robinson Piña de la parroquia San José de Chimbarongo, se le imputaba haber realizado varios viajes al extranjero y haber adquirido una camioneta. El sacerdote quedó sobreseído, ya que se constató que no había irregularidad en la obtención de dineros.  Mientras que al P. Hugo Yáñez de la parroquia San Agustín de Rancagua se le vinculaba con un acólito menor de edad, investigación de abuso sexual que quedó desacreditada luego del informe del OS-9. Ya en este año el sacerdote Miguel Ángel Riveros fue declarado inocente, a él se le  imputaba haber traído a un joven colombiano sin su consentimiento, situación que quedó desestimada por versiones de la misma supuesta víctima. De este modo, el 29 de abril de 2019 el Ministerio Público decidió no perseverar en la investigación dado que no se pudo comprobar ni acreditar ningún delito y finalizó la investigación contra el sacerdote, sin encontrar delito que atribuirle. A ellos se suman los 4 sacerdotes sobre los cuales terminó la investigación el día de ayer.

Eclesialmente  los casos de los sacerdotes Héctor Fuentes, Fredy Gorigoitia y Luis Rubio fueron a Roma, a los que el Papa Francisco les concedió la dimisión que habían solicitado, perdiendo así el estado clerical, dejaron de ser sacerdotes, poniendo fin con ello a la investigación canónica.

 

También le puede interesar:

ESCUELA “LA MILAGROSA” CELEBRA EL DÍA DE LA LUZ

ESCUELA “LA MILAGROSA” CELEBRA EL DÍA DE LA LUZ

Con gran alegría y entusiasmo el Equipo de Pastoral del establecimiento, preparó la “Fiesta de la Luz” para los estudiantes y sus familias. Durante tres días los estudiantes conocieron a “Lucerito” y a “Chispita”, los amigos de la luz, y trabajaron en distintas...

leer más
NUEVA ADMINISTRACIÓN HOGAR DE CRISTO

NUEVA ADMINISTRACIÓN HOGAR DE CRISTO

Durante la celebración de la eucaristía de los 500 años de la primera Misa en Chile, el padre obispo ha comunicado a la comunidad diocesana que, ante el anuncio del cierre de la residencia Juan Pablo II del Hogar de Cristo que acoge a adultos mayores, la iglesia...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales