En una carta dirigida al padre obispo, el párroco de Porvenir agradece la misión encomendada: “Padre Obispo en esta carta quiero exprésale a usted, a mis hermanos en el ministerio y a la Comunidad de Magallanes mi gratitud por permitirme estar entre ustedes viviendo mi fe y acompañando a las Comunidades Parroquiales de San Francisco de Sales y San Alberto Hurtado en la Isla Grande de Tierra del fuego. La Misión continua pero los caminos se separan. Puedo decir que en estos 6 años que he vivido entre ustedes, gastando la vida en el servicio, no lo he podido hacer todo pero si he puesto todo mi corazón ayudando a los fieles a conseguir de la Iglesia lo que necesitaban ya sea un consejo, una charla, algún Sacramento, Eucaristía o Responso, sirviendo también en  el Colegio, la Municipalidad, a las Fuerzas Armadas, acompañando espiritualmente al Ejército, a  Carabineros o en los Te Deum.   Padre obispo es tiempo de continuar por otro camino en mi ser de Misionero Vicentino, le recordare como un buen Padre y a la Comunidad con cariño siempre tendrán un lugar en mi corazón y yo nunca olvidare mi paso por la Patagonia Chilena, hasta Siempre”.

 

También le puede interesar:

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

Durante la noche del sábado 22 de mayo, nos hemos reunidos como pastoral en vigilia, para esperar con gran alegría el día de Pentecostés. Todo esto, se dio en un ambiente grato y fraterno. Donde pudimos compartir nuestra experiencia entre los jóvenes. Y, además,...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales