Celam ante incendios de bosques: levantamos la voz por Amazonas

Celam ante incendios de bosques: levantamos la voz por Amazonas

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) manifiesta su preocupación por la gravedad de la tragedia que constituyen los incendios de bosques en muchas partes del mundo, especialmente en la Amazonía.Los obispos consideran que “los incendios que consumen grandes porciones de la flora y fauna en Alaska, Groenlandia, Siberia, Islas Canarias, y de manera particular de la Amazonía” y consideran que su impacto es de “proporciones planetarias”.

Solidaridad con los pueblos indígenas y con la Amazonía

En el mensaje, los obispos expresan que “La esperanza por la cercanía del sínodo Amazónico, convocado por el Papa Francisco, se ve ahora empañada por el dolor de esta tragedia natural” y expresan su solidaridad para con los hermanos pueblos indígenas que habitan este amado territorio: “les expresamos toda nuestra cercanía y unimos nuestra voz a la suya para gritar al mundo por la solidaridad y la pronta atención para detener esta devastación”.

El mensaje da cuenta de la importancia de la Amazonía para la vida del planeta, pero también de los efectos que la acción humana tiene sobre este territorio: “Ya el Instrumento de trabajo del sínodo advierte proféticamente: “En la selva amazónica, de vital importancia para el planeta, se desencadenó una profunda crisis por causa de una prolongada intervención humana, donde predomina una ‘cultura del descarte’ (LS 16) y una mentalidad extractivista. La Amazonía es una región con una rica biodiversidad, es multiétnica, pluricultural y plurirreligiosa, un espejo de toda la humanidad que, en defensa de la vida, exige cambios estructurales y personales de todos los seres humanos, de los Estados y de la Iglesia”.

Llamado a los gobiernos de la región y a la comunidad internacional

Urgimos a los gobiernos de los países amazónicos, especialmente de Brasil y Bolivia, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo. Lo que le pasa al Amazonas no es un asunto solo local sino de alcance global. Si el Amazonas sufre, el mundo sufre.

Recordando las palabras del Papa Francisco, quisiéramos “pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político, social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: [que] seamos custodios de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro” (Homilía del inicio del ministerio Petrino, Marzo 19, 2013).

Algunas instituciones como el Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM), publicó el pasado martes una nota donde informa que este 2019 registró un aumento en los fuegos de alrededor de un 60% en comparación con el mismo período de 2018. Más de la mitad se registraron en la región del Amazonas. Una de las causas es la deforestación y las quemas. En países como Bolivia, Paraguay y Perú, se registran focos de incendios desde hace semanas con miles de hectáreas consumidas.

En llamas desde hace semanas
LLAMAMIENTO DEL PAPA POR EL AMAZONAS, “PULMÓN VITAL” PARA EL PLANETA

“Estamos todos preocupados por los grandes incendios que se han desarrollado en el Amazonas. Recemos para que, con el compromiso de todos, sean domados lo antes posible. Ese pulmón de bosque es vital para nuestro planeta”, ha pedido el Papa Francisco después de rezar el Ángelus el pasado domingo 25 de agosto.

 

También le puede interesar:

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

SALUDO DÍA DE LA VIDA RELIGIOSA FEMENINA

Sábado 15 de Agosto de 2020 Queridas hermanas Religiosas: Cada año, nos encontramos este día dedicado a la Asunción de María, para celebrar su consagración religiosa al Señor y a la Iglesia. Este año no será posible, como tantas otras festividades, a causa de la...

leer más
NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

NUESTRA MEMORIA AGRADECIDA SOR FRANCISCA CÁRDENES ALEMÁN

Falleció en Las Palmas (España) el día 14 de julio de 2020 a los 83 años de edad y 61 años en las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Recordada en Magallanes como una trabajadora incansable, entregada en el servicio en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima en...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales