El domingo 9 de septiembre, recibieron su alba, los seminaristas del primer año de propedéutico del Seminario Pontificio Mayor de Santiago, entre ellos el magallánico Carlos Abarzúa Soto. Repleta de familiares y amigos, el rector del Seminario P. Cristian Castro bendijo y entregó las albas a los jóvenes, insistiéndoles que no hay problema en que el alba se ensucie o arrugue, más bien les pidió que sus vidas no se arruguen ni ensucien, pues están llamados a ser ministros del evangelio.

 

También le puede interesar:

Festividad de Nuestra Señora de la Candelaria

El día 02 de febrero con la Procesión y Eucaristía presidida por nuestro Padre Obispo Bernardo, la comunidad Santo Cura de Ars, celebró la Festividad de Nuestra Señora de la Candelaria. En un ambiente fraterno y festivo, la comunidad agradeció los dones recibidos de...

leer más

“Los obreros no tienen frontera”

José Belarmino Oyarzo, durante la presentación del libro “Historias Bajo Tierra”. Diácono Permanente de la Parroquia María Auxiliadora de Puerto Natales “LOS OBREROS NO TIENEN FRONTERA” Presidente del Centro de Mineros Río Turbio agradeció el esfuerzo periodístico que...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales