El domingo 9 de septiembre, recibieron su alba, los seminaristas del primer año de propedéutico del Seminario Pontificio Mayor de Santiago, entre ellos el magallánico Carlos Abarzúa Soto. Repleta de familiares y amigos, el rector del Seminario P. Cristian Castro bendijo y entregó las albas a los jóvenes, insistiéndoles que no hay problema en que el alba se ensucie o arrugue, más bien les pidió que sus vidas no se arruguen ni ensucien, pues están llamados a ser ministros del evangelio.

 

También le puede interesar:

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

VIGILIA DE PENTECOSTÉS – PASTORAL JUVENIL DE MAGALLANES

Durante la noche del sábado 22 de mayo, nos hemos reunidos como pastoral en vigilia, para esperar con gran alegría el día de Pentecostés. Todo esto, se dio en un ambiente grato y fraterno. Donde pudimos compartir nuestra experiencia entre los jóvenes. Y, además,...

leer más

Recuerde seguirnos en nuestras redes sociales